¿Quiénes son los que más se perjudican con el dólar y la inflación?

0

Análisis sectorial, desde la economía hasta la educación, con Luis Mogno, industrial metalúrgico, Gabriel Mulero, consultor económico, Enrique Vieytes, rector de Nueva Escuela de Diseño y Comunicación y Marcelo Fernández, presidente de CGERA junto a la participación telefónica del economista Mariano Gorodisch en “El Pulso de Eduardo Serenellini” por Radio FM Latina 101.1 y en dúplex con TeleMax.

“La pequeña y mediana empresa no puede trasladar al costo la devaluación que nos van a hacer nuestros proveedores”, aseguró Fernández y sumó que “el sueldo siempre fue acompañando a la inflación y, por eso, la gente consumía y, eso, a las PyMEs les daba trabajo y continuidad, hoy no es así”.

“Tenemos una economía complicada pero no me preocupa el valor del dólar, estaba retrasado y está bien que suba, el gran problema es la pérdida de confianza”, manifestó el consultor Mulero y argumentó que “no dicen la verdad desde que empezaron, nunca nos dijeron cómo recibieron el gobierno, tienen que decir cuál es la situación real y cuál es el plan”.

“No podés decirle a los padres o a los jóvenes independientes que les aumenten el sueldo porque aumentamos la cuota un 20%”, señaló Enrique Vieytes y aclaró que “con las tarifas nos ‘voltearon pero nos las ‘comemos’ y, gracias a un préstamo, nos estamos equipando”.

“No tenemos que olvidarnos que las tarifas estaban regaladas, la gente pretendía que la luz, el agua y el gas fueran gratis para siempre”, exclamó el economista Gorodisch y, por otro lado, informó que “gran parte de las LEBACS las tiene el mismo Estado, estiman que 500 mil millones de pesos se renueven y no deberían modificar el dólar”.

“Los empleados viven lo que está pasando, en algunas empresas hay suspensiones y estamos recibiendo cada vez más curriculum, algo que el año pasado había disminuido”, comentó el industrial Mogno y destacó que “la gente tuvo mejoras en el poder adquisitivo, no solo por la mejora de sueldos si no también porque había mucha actividad y podían aprovechar, por ejemplo, horas extras pero hoy, con los costos, se fue achicando el bolsillo y nadie quiere bajar sus gastos”.

Share.

.